Fantascine

Sleepy Hollow, el apocalipsis de el jinete sin cabeza

SHtvbannerLa leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de Washington Irving que ha sido adaptada al cine, televisión y otros medios en multitud de ocasiones, lo que sólo es un reflejo de la popularidad que ha alcanzado esta historia y el impacto de la poderosa imagen que es el jinete sin cabeza. En el imaginario colectivo quizá destaque ahora mismo más la adaptación que realizó Tim Burton en 1999 de título Sleepy Hollow, pero el reciente estreno de la adaptación televisiva, con la que compartirá título, puede que le pueda robar algo de esa visualización automática de los personajes que encarnaron en su día Johnny Depp o Christina Ricci.

Sleepy Hollow ha tenido el honor de ser el primer drama que se estrena oficialmente esta temporada en las networks y es, además, una de las grandes apuestas de Fox para esta temporada. Eso sí, la adaptación que ha sido realizada por Roberto Orci y Alex Kurtzman se aleja bastante del canon original situando la acción en el actual 2013 y no en los años posteriores de la Guerra de la Independencia Americana. Pero seguirán apareciendo muchos de los detalles y personajes que ya conocemos. Arrancará la trama después de que Ichabod Crane resucite misteriosamente y al mismo tiempo que el jinete sin cabeza que mató hace 250 años vuelve a cabalgar por Sleepy Hollow.  Al elenco de creadores hay que sumar a el guionista Henry Iscove, y el director del piloto Len Wiseman, conocido principalmente por la saga de películas Underworld y con el que Orci y Kurtzman ya trabajaron en el piloto de Hawaii 5.0.

¿Pero qué se ha podido ver en el piloto? Primero que el protagonismo parece que va a estar compartido entre el personaje de Ichabod Crane con una policía local, Abbie Mills, quienes se ven obligados a unir fuerzas para combatir la aparición del jinete sin cabeza y averiguar quién está detrás de todo este asunto. Y quizá en esta segunda pregunta es donde pueda estar la mayor parte del jugo de la historia, ya que durante el capítulo se va averiguando que la población del condado de Westchester ha sido el centro de sucesos sobrenaturales y crímenes sin resolver durante los últimos dos siglos. Además parece que existen dos aquelarres enfrentados en una lucha y que se encuentran infiltrados en la población. Tenemos por tanto un cóctel de magia pagana, profecías bíblicas y simbolismo masónico en el que se tendrán que desenvolver los dos protagonistas, en una cadencia que parece que intentará conjuntar el procedimental policiaco con el género sobrenatural y la serialización, que tiene toda la pinta que irá corriendo de la mano de predicciones que involucran a los dos protagonistas.

sleepyhollowhorseman

El piloto cumple sobradamente su propósito de presentación de la situación, y aunque pueda pecar de usar ciertos tópicos (el mentor que conoce más de lo que en principio se adivina, la traición de alguien cercano…) son necesarios para el planteamiento inicial de la trama. Los siguientes episodios tendrán el reto de mantener el buen ritmo, la acción y la puesta en escena que ha sabido mezclar imágenes tan potentes como un jinete sin cabeza con una ametralladora, y otras complementarias de criaturas que se mueven en la bruma del rabillo del ojo. El ambiente es evidentemente la noche, con el contraste entre el mundo nuevo que encarna la sheriff y la oscuridad que representa Crane, que tendrá el reto extra de intentar entender un mundo en el que todo le es extraño y al que se aproximará con algunas notas de necesario humor. Serán, además, importantes los casos que vayan apareciendo y que todos encajen en un patrón mayor, en un reflejo de lo que hizo Fringe en sus primeras temporadas (Orci y Kurtzman son dos de los creadores de esta serie) y que tan importante es para que la trama no se ancle. Quizá por eso han ido apareciendo pequeñas migajas, pistas, en forma de símbolos o números dispuestas para que los espectadores las vayan recogiendo e intenten resolver el gran rompecabezas de la serie que es averiguar quién ha invocado al jinete sin cabeza y, sobre todo, para qué.

El apocalipsis acaba de empezar, si bien con un solo episodio es imposible saber qué camino tomará la serie, los buenos resultados de la emisión en USA del piloto (es el mejor estreno de la Fox en siete años) son un buen primer paso para que la serie sea lo suficiente longeva para desarrollar todas las tramas que apunta. Si se mantiene y mejora el nivel del episodio piloto, ojalá que veamos cabalgar al jinete sin cabeza por muchos años.

Javier Gijón (CrudPuppy). Colabora en el blog Los Lunes Seriéfilos escribiendo sobre series. Su serie favorita es Fringe y como buen fringie escribe sobre ella en Zona Fringe, blog que además administra. Además colabora ocasionalmente en el podcast Atmósfera Cero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *