Fantascine

Archivo Autor: Dani Krespo

Sitges Chronicles: Ils (Ellos)

No sé como estará la problemática de la vivienda por Bucarest, pero lo que está claro es que si quieren eliminar la demanda sólo tienen que pasar esta acojonante y angustiosa película francesa.

Ils (Ellos) de David Moreau & Xavier Palaud.

ils_poster.jpg

Una joven pareja (escritor y profesora de primaria) tienen una casaza en una boscosa zona de Bucarest, una noche después de cenar y ‘encamarse’ escuchan unos ruidos en el jardín, y ahí empieza la pesadilla. Bienvenidos a la angustia y el miedo.

ils2.jpgA partir de una clásica y terrorífica secuencia de apertura, los directores nos empujan a acompañar por esa angustiosa huida a los dos aterrorizados personajes (él muy majo, y ella muy sensual, todo hay que decirlo), muy bien interpretados por el duo protagonista sobretodo ella que lleva casi todo el peso interpretativo de la cinta, tratando de comprender quién y por qué los están acechando en la oscuridad. Todo está narrado con una factura seca, sin malabarismos visuales, desde el punto de vista de la pareja (lo que incrementa el terror) y un ritmo in crescendo aterrador. Un ritmo que dada su duración, unos escasos 70 minutos, no decae en ningún momento.

Sin recurrir al gore, evitando la difícil tarea de caer en el susto fácil, y resolviendo todas las secuencias perfectamente, es decir, sin situaciones de aquellas que te preguntas: ¿por qué coño está haciendo eso el anormal del protagonista?, consiguen que estés todo el metraje hundido en la butaca.

ils1.jpgVale, se le podrá achacar que no será un prodigio de originalidad (ni creo que lo buscaran), pero hacer esto y hacerlo tan bien, sólo está al alcance de muy pocos.
El desenlace y epílogo unido al echo de estar basado en hechos reales, consiguen que una vez aparezcan los créditos te dé todavía más miedo y mal rollo, para que te lleves a casita al salir de la sala. Una sala, por cierto, que en Sitges la aplaudió a rabiar.

Valoración: 7,5/10 por hacérmelo pasar mal. Citar que me recordó en algún momento a la deliciosa Haute Tension / Alta Tensión de su compatriota Alexander Aja, no por el gore, el exceso ni la historia, pero si por lograr tu atención mientras estás asustadísimo.

Ficha Técnica:
Ils. Francia, 2006. Dir: David Moreau & Xavier Palaud. 74 min. Con:Olivia Bonamy, Michaël Cohen

Sitges Chronicles: A Scanner Darkly

Hola!
Aprovechando que se ha estrenado esta semana y además se pudo ver en primicia en el Festival de Sitges ahí va la reseña de:
A Scanner Darkly de Richard Linklater
“P K Dick meets Rotoscope”

scanner_poster.jpgQué sería algo así como “Una mirada a la oscuridad” en castellano, se trata de una pesadilla más ( y van…) de Philip K. Dick (Minority Report, Blade Runner), pero ésta usando la técnica del Rotoscope, es decir, primero filmas y después dibujas encima, algo así como lo que hacía Jason Lee en Persiguiendo a Amy: calcar.

Keanu Reeves es un desdibujado (qué adjetivo más acertado, ¿eh?) agente de narcóticos, que para proteger su identidad, tanto él como sus compañeros, llevan unos trajes metamorfoseantes que cambian cada segundo de cara y vestimenta, como un disfraz de mortadelo con un refresh cada segundo. Huelga decir que la técnica de animación va de perlas para este f/x.

Keanu vive en una casita cutre unifamiliar rodeado por sus yonkis colegas, todos ellos adictos a la droga D, una nueva droga de origen incierto y adicción total.

Después del impacto estético inicial (que si te desagrada entonces difícilmente te enganchará la película), la historia se sigue con impaciencia, me explico: todo gira en torno a los diálogos y situaciones de los personajes de Robert Downey Jr (insoportable personaje), habla por los codos para no decir nada, como mucha gente, pero éste se cree que dice cosas importantes. Woody Harrelson que hace 3/4 de lo mismo, pero para tonterías y en plan bruto, y el Keanu que escucha y de vez en cuando se pregunta qué coño hago yo con estos dos yonkis. Y así el 80% de la película son estos 3 interactuando, algunos diálogos, y situaciones, son más ingeniosos/absurdos que otros, pero todos acaban hartando pq parecen no ir a ninguna parte.scanner2.jpg

De fondo en la historia están las siempre presentes obsesiones de su autor, ese Gran Hermano y esas manías persecutorias. Al final, después de casi 2 interminables horas, se nos desvela el entramado, y si has tenido suficiente paciencia, entonces el film más allá de su atrevido estilo toma sentido, pero la sensación es haber aguantado demasiado.

Valoración: 6 por arriesgarse en una técnica ya usada por él mismo en Waking Life y en el primer intento de llevar al cine la trilogía de JRR Tolkien, y porque aunque no sea redonda ni mucho menos, si consigue captar ese aire de ‘aquí pasa algo raro’ que desprenden todas las obras de P.K Dick.

Ficha Técnica:
A Scanner Darkly. EUA, 2006. Dir: Richard Linklater. 100 min. Con: Keanu Reeves, Robert Downey Jr, Winona Ryder, Woody Harrelson, Rory Cochrane.

Sitges Chronicles: Masters of Horror: Imprint

Este año han programado para deleite de casi todos, los 13 capítulos de la serie de TV americana Masters of Horror, que vendría a ser un Historias para no dormir a lo yankie.

Son películas de 1 hora y poco de duración (¡¡Gracias Señor!!) con calidad cinematográfica, e independientes entre si, realizadas por prestigiosos (a priori) realizadores del género como: Joe Dante (Gremlins), Tobe Hooper (La matanza de Texas, Poltergeist), John Carpenter (La noche de Halloween, La cosa), Dario Argento (Profondo Rosso), Stuart Gordon (Re-Animator) y Takashia mi me echáis de comer a parteMiike (Audition, Llamada Perdida).

Ésta es una de las 3 que un servidor ha podido disfrutar, estremecerse y enfermarse:

Imprint de Takashi Miike
‘Memoirs hard-core of a Geisha’

imprint_poster_1.jpgMe parece a mi que los que le dieron libertad absoluta a Miike, no tenían ni p… idea lo que hacían, eso o sólo habían visto de él la de los teleñecos insoportables que es The Great Yokai War. Of course este episodio no se ha emitido por TV (censurado por ‘disturbing content’), pero si en DVD para gozo de sus enfermizos fans.

S. XIX: un señor americano llega a una isla nipona plagada de burdeles buscando a su amada Komomo. Pero llega por la noche y la debe pasar en uno de esos burdeles.

A partir de ahí lo terrorífico, espeluznante, bello, gore, bizarro, colorista y sádico se dan la mano y se mezclan para mostrar torturas, incestos, siamesas, abortos, mutilaciones, apariciones, … nada es imposible ni demasiado fuerte en el universo Miike.

Takashi, que es listo y tiene gusto por la estética, le imprime momentos bellos y coloristas (y no me refiero sólo al rojo-sangre) cuidando la fotografía y la dirección artística como si de un Zhang Yimou de Hero se tratase, o incluso en algún momento le da un estilo a lo teatro de marionetas chino realmente precioso.

miike2.8.jpgPero no os llevéis a engaño, pq la traca llega, y aunque quieras apartar la vista cuando en primerísimo plano clava agujas en las uñas, será inútil, pq te faltarán manos para taparte los oidos, ya que el cabrón cuida tan bien el sonido que por mucho que lo intentes, el escalofrío/arcada será inevitable. Y aunque parezca gratuito no lo es del todo, pues sus personajes sin ello no serían lo mismo. A resaltar el ‘madame’ del burdel: un enano al que le falta media nariz amputada y que da grititos a lo ‘cañita brava’ mientras torturan a una de las geishas. Demencial.

Todo ello además de la mano del perfecto anfitrión, tanto por su físico como por su actuación acertadamente teatral, el peculiar Billy Drago.

Valoracion: 7,5 (porque en el fondo estoy enamorado de Miike)

Ficha Técnica:
Masters of Horror: Imprint. EUA-Japón, 2006. Dir: Takashi Miike. 62 min. Con: Billy Drago, Youki Kudoh, Michie Ito.

Sitges Chronicles: “Children of Men” de Alfonso Cuarón

Con la boca abierta nos quedamos la mayoría de asistentes al pase matinal de la última película del realizador de “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” -la mejor de la serie hasta ahora-, y de “Y tu mamá también”. Me he quedado tan IM-PRESIONADO en la mejor tradición Jesuliniana, que por eso va ser mi primera colaboración en esta web.
children_of_men.jpgLondres 2027 el director abre las puertas y nos empuja dentro de un mundo sumido en el caos y la depresión: las tv anuncian kits de suicidio (muy en la línea de los spots de Robocop, o del último libro de Palahniuk -Fantasmas-), los ‘sin papeles’ son perseguidos y encerrados de manera brutal, y el primer ministro se dedica a coleccionar las obras de arte (el Guernica decora su comedor) simplemente sin remordimientos, sin pensar en el futuro.
Por todo el planeta se intuyen sutilmente (pq en ningún momento te lo cuentan explícitamente) una cadena de atentados brutales, uno de ellos, abriendo la película. Cómo podéis ver, algo no muy alejado, aunque si mucho más acentuado, de nuestro mundo actual, eso sin contar ‘of course’ el gran problema: las mujeres ya no se quedan embarazadas, y el chico más joven del mundo, de 18 años, ha sido asesinado.
Sus 108 minutos están dotados de un poderío visual que me ha dejado con la boca abierta, desde esa fotografía gris, triste y deprimente, una ambientación magnífica de las calles y suburbios de un Londres futurista pero para nada exagerado, hasta ese dominio brutal de la cámara haciendo que por momentos nos parezca un documental. Para ejemplos: la dramática, violenta, y espectacular escena del coche asaltado en medio de la carretera, con un plano secuencia a la swisskickbox.org altura del mejor Brian de Palma, y una violencia a la altura del Michael Mann de “Heat” o “Col·lateral”, que consigue que seamos un pasajero más de ese coche y suframos lo que padecen sus ocupantes. Sin exagerar es de lo mejorcito visto en el cine últimamente. Y su parte final (un poco extensa, es verdad) siguiendo a Theo entre el fuego cruzado como si de un reportero en un conflicto bélico se tratase, y que es una demostración de brío y de un director mayúsuculo. Sin marear, sin malabarismos y sin ningún efectismo, siguiendo perfectamente al protagonista y pudiendo ver perfectamente siempre hacia dónde va y que va dejando a su paso. Magistral. No por eso descuida la parte dramática, un ex-revolucionario Clive Owen (excelente actor) escéptico y materialista al principio es nuestro perfecto guía en esa huida con la joven Kee, que tiene la llave para cambiar el mundo actual, una llave por la que luchan sin cuartel los presuntos revolucionarios/terroristas y los presuntos protectores/opresores asesinos, el gobierno, todo según el punto de vista en el que te pongas (como podéis comprobar, exagerado pero no muy alejado de nuestra sociedad). Un neo-hippie Michael Caine, extravagante pero encantador, una Julianne Moore bella y comprometida y un Peter Mullan fascistoide corrupto y chalado completan el principal reparto, otorgando ese grado de credibilidad y entidad que siempre dan a sus personajes.

Cuarón además de toda ese perfección técnica logra cargar de humanidad el relato (en algún momentó algo recargado como cuando los dos bandos paran de matarse entre ellos ante la visión de lo que protege Clive Owen), siendo éste un grito desesperado a la esperanza y a la paz. El director incluso tiene el detalle de ofrecer algún que otro momento de humor, para relajar la tensión que a veces se vive en el relato, dando así un respiro y esbozando una sonrisa en la cara del espectador. Quizá se le eche en falta alguna descripción más del mundo, algo más de historia, pero en definitiva una ‘Must View’ total, otro ejemplo más de autores Mexicanos pujando fuerte junto a la esperadísima y magistral El laberinto del Fauno de Guillermo Del Toro y la vista el año pasado y reconocida en Cannes Los tres entierros de Melquiades Estrada.

Valoración: 8,5

Ficha técnica:
Children of men. EUA. 2006. Dir. Alfonso Cuarón. 109 min. Con: Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine