Fantascine

Archivo Etiqueta: cine de terror

Reconocimiento a Jess Franco

jess_franco.jpgNo me gusta hablar de los Goya, de la misma manera que no me gusta hablar de los Oscars, premios que considero totalmente politizados, injustamente publicitados y plagados de incongruencias. Sin embargo, este año ha habido un premio, que es más un reconocimiento, que me gustaría destacar: el Goya Honorífico otorgado a Jess FrancoJesús Franco – como reconocimiento a su carrera. No siempre fue un director valorado, por el tipo de cine que hacía (y aún hace) y por su manera de trabajar (ha llegado a realizar en ocasiones hasta 7 películas en un año, reaprovechando el reparto, el dinero sobrante de un proyecto anterior y hasta a veces parte del mismo material filmado), pero no le faltaron productores fuera de España y un amplio público fiel. Jess Franco se convirtió pronto en un director de culto y un referente para la serie B, con miles de seguidores, como decíamos, en todo el mundo. Ahora, con más de 50 años de carrera y unas 200 películas en su haber, ha recibido otro merecido reconocimiento, el de sus colegas de profesión, porque el del público ya hace tiempo que lo tiene. Sinceramente, dudo que le hiciera falta, pero me alegro.

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Zombie Exploitation

zombies_ahead.jpgEl cine de zombies siempre ha sido carne de cañón, nunca mejor dicho, para el cine exploitation. Desde que el maestro George A. Romero nos dió la receta, la fórmula se ha repetido hasta la saciedad; los ingredientes son sencillos, tan sólo se necesita:

– Un peligroso gas tóxico o en su defecto un peligroso virus que, liberado en el momento y lugar adecuados dará lugar a una pandemia de terribles proporciones que convertirá la mayor parte de la humanidad en seres decrépitos ávidos de carne fresca (o de cerebros, depende). Un pequeño rasguño, una mordedura, y estás condenado.

– Un necesariamente reducido grupo de aterrorizados humanos que, milagrosamente, parecen haber escapado a la pandemia. Necesariamente este grupo deberá abrirse paso entre las hordas zombies para desplazarse a una nueva ubicación con la intención de:

A) Atrincherarse mejor y esperar a que pase el peligro

B) Reunirse con otros supervivientes (en el número está la fuerza y todo eso. Claro que, en cuestión de números, tienen todas las perder)

C) Activar cierto dispositivo (un gas, una bomba, etc) que acabará – teóricamente- con la epidemia de un plumazo.

Necesariamente, este reducido grupo de humanos deberá incluir:

A) uno o varios niños

B) un “pringao” qué será infectado y al que habrá que reventar los sesos sin piedad llegado el momento.

Se mezclan bien todos los ingredientes y… voilà, ya tenemos la base para una típica película de zombies con todos sus complementos.

Particularmente nunca he sido especial fan de este género, los que me conocen lo saben. No se, siempre ha habido algo en los zombies que no acaba de gustarme (a parte de esa fijación por devorarte, se entiende), quizás sea ese carácter empecinado y esa tendencia a multiplicarse exponencialmente. Sin embargo tenían algo bueno, si había algo del zombie clásico en lo que podías confiar era en su torpeza, su lentitud y la ausencia total de cualquier atisbo de inteligencia,… hasta que llegaron productos como 28 días despues y sus secuelas, (vale, alguno dirá que 28 días después no es una película de zombies, pero que queréis que os diga, ¿dónde veis la diferencia?) de repente tenemos zombies que corren, saltan y hasta parece que son algo inteligentes , la cosa empieza a cambiar, y mucho. Muy bien entonces, tenemos al zombie clásico y al zombie mejorado, el “zombie 1.0”, pero no todo se queda ahí, no, hay más. Hay quienes se atreven a llevar el género de zombies hacia el terreno de la comedia; hablo de la brillantísima Shaun of the Dead, traducida aquí como Zombies Party: una noche de muerte, una comedia realmente recomendable que recoge todos los típicos tópicos de las películas de zombies, o de la no menos genial Fido, (de la cual hace una estupenda reseña Almas Oscuras) que bajo el hilarante argumento de que pueda existir la posibilidad de controlar a los zombies y convertirlos en miembros útiles para la comunidad, esconde una mordaz sátira social. Aunque para sátira social la bizarra American Zombie, un falso documental que muestra el día a día de la comunidad zombie en el mundo de los humanos y sus problemas de integración… impagable. Pero hay más, las combinatorias parecen interminables. Ahí tenemos la incalificable Otto or Up with Dead People. Otto debe ser, sin duda, el primer zombie abiertamente gay de la historia del cine. Y aún más: Zombie strippers por la gracia de un virus descontrolado que llega a un club de Strip-tease y, en la línea de lo que está por llegar, zombies nazis (Dead Snow); una versión zombie de Romeo y Julieta (Romeo & Juliet vs. the Living Dead) donde el problema, no es que los enamorados pertenzcan a familias enfrentadas, no, sino que pertenecen a especies distintas: Romeo, es un zombie; bebés zombies (Baby zombies), y -antes de que vuestras enfermizas mentes se lancen a elaborar bizarras teorías- os diré que estos bebés zombies son producto de un experimento. Hasta el maestro Romero se atreve a darle una nueva vuelta de tuerca al género con su última producción George Romero’s of the Dead al plantearse que pasaria si ante un brote zombie la gente fuera incapaz de matar a aquellos seres queridos que hubieran sido zombificados. Y todo esto sin contar claro, con producciones de corte “más clásico”, desde el típico brote zombie local como Dead Air hasta el holocausto zombie como World War Z o Zombieland. Como veis, el género parece dar para mucho y a pesar de que, como os decía al principio, es carne de cañon par el cine exploitation, también es el único subgénero de terror que parece ser capaz de renovarse y reinventarse a sí mismo de vez en cuando, cosa que, dado el panorama actual del género de terror, es de agradecer. ¿Alguien da más?

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Sitges 08: Let the Right One In, el futuro del género

Let_the_Right_One_In.jpgProbablemente no exista un marco más adecuado para reflexionar sobre la soledad y el aislamiento que el duro invierno sueco en un frío suburbio de Estocolmo, pero ¿a quien se le ocurriría utilizar una historia sobrenatural de vampiros para ello? pues a John Ajvide Lindqvist autor de la novela y creador del guión en el que se basa este largometraje de Tomas Alfredson.

En el casi aséptico entorno de un barrio periférico de Estocolmo perfectamente prefabricado, sus habitantes transitan con la inercia de una rutina amargamente asumida. Son duros como el clima, herméticos y al final del día, parecen incapaces de volverse los unos hacia los otros en busca de calor, como si temieran con ello la posibilidad de resquebrajarse como el hielo y dar lugar al brote de algo indeseable: la violencia. O la locura.
Entre ellos vive Oskar, un chico de 12 años de familia desestructurada y algo retraído que sufre al acoso y el maltrato de sus compañeros de colegio a diario. Oskar siempre esta solo y colecciona noticias de crímenes violentos por los que parece sentir una fascinación morbosa; fantasea quizás, con la posibilidad de estar al otro lado, por una vez. Un día, conoce a Eli, una chica de su edad solitaria y extraña y a la que solo ve de noche. Entre ellos empezará a desarrollarse un poderoso vínculo que irá más allá de una sencilla amistad infantil. Para cuando Oskar se da cuenta de la verdadera naturaleza de Eli, ya es tarde, ambos se necesitan: Oskar no va a encontrar a nadie que lo proteja y lo defienda como Eli; Eli no va a encontrar a nadie que la acepte tal y como lo hace Oskar.

El elemento sobrenatural tan solo sirve de excusa a Alfredson para tratar emociones puramente humanas: la crueldad, la soledad, la amistad, el amor, la lealtad. Es tan intensa la narración, que los crímenes, los asesinatos, quedan diluídos en el entramado de las emociones, relegados casi a pura anécdota, a ruido blanco. Con una pasmosa economía de gestos, miradas y diálogos Anderson logra construir una historia aterradora y tierna, espeluznante y romántica, desasosegante y esperanzadora, destilando a la vez  ese cierto aire de existencialismo que parece impregnar todo el cine escandinavo. Prescindiendo de los efectismos, a veces excesivos, que pueblan las películas de terror de estos tiempos, Alfredson se atreve a ir un paso más allá, a un nuevo terreno visual y argumental que plantea un futuro muy interesante para el género. Lo malo, es que no todos van a entenderlo.

fotograma de Let The Right One In

Ficha Técnica:

Låt den rätte komma in. 2008. Suiza. 114 min. Director: Tomas Alfredson. Intérpretes: Kåre Hedebrant, Lina Leandersson.

Valoración: 9, por su maestría narrativa y saber darle originalidad al género.

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Sitges 08: Martyrs, al límite del sufrimiento

Lo prometido es deuda, así que os dejo la primera de las críticas de lo visto este año en Sitges por Fantascine:

martyrs_1.jpgEl segundo largometraje de Pascal Laugier se ha estrenado en el Festival de Sitges en medio de cierto clima de nerviosa expectación. Ya venía precedido por el revuelo suscitado en su presentación en el pasado Festival de Cannes (dónde ha recibido la clasificación para mayores de 18 años, lo que reduce su proyección exclusivamente a salas X) y se anunciaba como la película más extrema jamás estrenada en Sitges. En la puerta del Auditorio, la organización había dispuesto una ambulancia por lo que pudiera pasar, por si la reacción del público lo requería. ¿Formaba esto parte de una estrategia publicitaria? es posible ¿era una medida exagerada? tal vez no.
La película de Laugier arranca con una escena desgarradora: una niña de unos 11 años, Lucie, corre en ropa interior huyendo de algo entre los edificios de lo que parece un complejo industrial: sus ojos están amoratados, tiene costras alrededor de la boca y sus brazos y piernas muestran numerosas laceraciones; Lucie mira al frente y grita. Con este impactante arranque, Laugier consigue atrapar al espectador casi desde el inicio despertando en él una morbosa curiosidad. Curiosidad que alimenta al mostrarnos a Lucie después en una especie de centro de acogida para niños maltratados dónde, incapaz de hablar de lo sucedido, logra entablar amistad con otra niña, Anna. Allí vemos como Lucie se enfreta a terribles pesadillas que toman una presencia casi física. Un salto en el tiempo de quince años hacia delante nos lleva a una a apacible escena familiar: una família al completo se dispone a desayunar una tranquila mañana de sábado en su casa de la campiña francesa… hasta que aparece Lucie para acabar con esta paz a golpe de recortada. En apenas un par de minutos de metraje Laugier golpea emocionalmente al espectador de manera brutal, sin piedad y sin darle tregua, si al principio de la película nos había atrapado, es en estos momentos cuando nos tiene totalmente enganchados a la historia; aún temblando en nuestras butacas sentimos que sólo nos queda el alivio de la conclusión, del despejar la icógnita, del saber el porqué. En un par de ocasiones, parece que sí, que Laugier nos va a ofrecer el respiro que anhelamos, para luego negarnoslo sometiendonos a una especie de martirio intencionado. Tan sólo se trata del inicio de un largo y tortuoso viaje, a partir de ese momento abandonamos a Lucie para acompañar a Anna en su descenso a ese infierno particular, más terrible y largo aún porque ya podemos imaginar lo que le espera.

martyrs

El film de Laugier puede situarse dentro de esa nueva corriente de jóvenes cineastas franceses que han decidido recuperar el género slasher sin tapujos: Alexandre Aja con Haute Tension, Xavier Gens con Fròntieres, Alexandre Bustillo y Julien Maury con A l’Interieur y ahora Pascal Laugier con Martyrs, todos ellos exploran el terreno de la experiencia límite y la violencia extrema aunque intentando desmarcarse, en algunos casos con más éxito que en otros, de las películas de terror norteamericanas plenas de masacres de adolescentes descerebrados.

Martyrs es una película incómoda de ver, uno no puede evitar sentir cierta vergüenza al decir que le ha gustado esta película, nadie quiere parecer un sádico al fin y al cabo. Sin duda esta es la intención del director, quien ha declarado que para él una película de terror debe tener un punto de transgesión. En este sentido no es banal la manera en que se ha montado la cinta, alejándose de cánones clásicos de narración y evitando el abuso del flasback, Laugier prefiere cambiar el punto de vista, pasando de una protagonista a otra (magistrales las interpretaciones de las dos jóvenes actrices Mylene Jampanou y Morjana El Aloui) para contarnos la historia desde una conclusión hasta el inicio para luego volver a la conclusión.Por otro lado, su extremismo no se halla tanto en las escenas que muestra (aunque para soportar algunas de ellas hay que tener estómago de acero), sino en el concepto; ¿hasta dónde llega la capacidad del ser humano para soportar el sufrimiento? ¿y hasta dónde la capacidad de provocarlo?, son estas algunas de las reflexiones que nos propone Laugier. Terror sí, pero con mensaje.

Ficha Técnica:

Martyrs. 2008. Francia, Canadá. 97 min. Director: Pascal Laugier. Intérpretes:Morjana Alaoui, Mylene Jampanoï, Catherine Bégin.

Valoración: 8

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Festivales: no solo de Sitges vive el cinéfilo

Pues sí, aunque Sitges sea mi festival favorito, la verdad es que no sólo de Sitges vive el cinéfilo. Octubre y noviembre son buenas fechas para el cine tal y como evidencian el alud de festivales que se nos avecina, a continuación os reseño algunos de los más interesantes:

ss_2008_1.jpgXIX SEMANA DE CINE FANTÁSTICO Y DE TERROR DE SAN SEBASTIÁN

Cuándo: del 31 de Octubre al 8 de Noviembre de 2008

Dónde: Donosti (San Sebastián)

Lo que nos traerá: algo de lo mejorcito en fantástico y terror que podremos ver este año; Surveillance (de Jennifer Lynch), City of Ember, The Cottage, Let the right One in, Eden Lake, Idiots & Angels, Martyrs, Prime Time, Repo! The Genetic Opera, Sauna y Tokio Gore Police entre muchas otras. A parte una abundante selección de cortos internacionales y nacionales, anime, un homenaje a Frank Henenlotter (Basket Case), algunos clásicos recuperados, cine infantil y las V Jornadas del Cómic con una exposición dedicada este año a Miguel ángel Martín.

Como veis de todo y para todos los públicos en el marco incomparable de Donosti. Una cita a apuntar en vuestros calendarios.

festival_molinsp.jpgFESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI

Cuándo: del 6 al 9 de noviembre de 2008

Dónde: Molins de Rei (Barcelona)

Lo que nos traerá: La VII Edición de su Concurso de Cortos de Terror y Gore; una maratón de 12 horas de terror en la que se proyectarán las películas: La Niebla, Let the Right One in, The Cemetery, Diary of the Dead y Feast; el II Concurso de microrrelatos de terror y Gore; un mesa redonda alrededor del interesantísimo tema “psicópatas en el cine” y varias exposiciones.

Un festival modesto pero con historia ( celebra este año su XXVII Edición) y hermanado con La Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donosti.

cartelsevilla.jpgSEVILLA FESTIVAL DE CINE EUROPEO

Cuándo: del 7 al 15 de noviembre de 2008

Dónde: Sevilla

Lo que nos traerá: Una selecta lista de lo más interesante del cine europeo de este 2008.

espai

fecinema.jpgFECINEMA. FESTIVAL iNTERNACIONAL DE CINEMA NEGRE DE MANRESA

Cuándo: del 12 al 16 de noviembre de 2008

Dónde: Manresa (Barcelona)

Lo que nos traerá: una sección oficial de cine negro con propuestas tan interesantes como Anamorph, Arropiero, el vagabundo de la muerte, Il Divo, The equation of love and Death o Gomorra entre otras; una sección dedicada al cine fantástico con la proyeccion de Saw 5, Quarantine, Outlander, City of Ember, Let the right one in y Blindness; una retrospectiva sobre cine negro catalán y además un concurso de cortos y otro de guiones de cine negro. Un festival que cobra cada año mayor fuerza y adeptos para un género poco mimado en los festivales.

precartellALTERN08.jpgL’ALTERNATIVA. FESTIVAL DE CINEMA INDEPENDENT DE BARCELONA

Cuándo: del 14 al 22 de noviembre de 2008

Dónde: Barcelona

Lo que nos traerá: Barcelona sigue apostando por el cine de factoría independiente, al margen de las grandes compañías. 78 películas de todo el mundo se proyectarán en sus cuatro Secciones Oficiales: Largometrajes, Cortometrajes, Documentales y Animación. Todo esto acompañado de las Secciones y Actividades paralelas que incluyen retrospectivas, Masterclasses , talleres y conciertos audiovisuales. Un festival que lucha por abrir las puertas a una programación que dificilmente halla cabida en las pantallas de cine de nuestro país.

cinemad.jpgCINEMAD 08. XV FESTIVAL DE CINE INDEPENDIENTE Y DE CULTO DE MADRID

Cuándo: del 21 al 29 de noviembre de 2008

Dónde: Madrid

Lo que nos traera: Su ya tradicional concurso de cortos organizado por los Cines Renoir. Lamentablemente no puedo deciros más, ya que la programación aún no está cerrada. Habrá que permanecer atentos.

Y además:FANCINE. 18 FESTIVAL DE CINE FANTÁSTICO DE MÁLAGA (6-14 de noviembre de 2008) 13ª MOSTRA DE CINEMA AFRICÀ A BARCELONA (7-13 de noviembre de 2008), FICXIXÓN. FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE GIJÓN (20-29 de noviembre de 2008), 18 SEMANA DE CINE EXPERIMENTAL DE MADRID (21-28 de Noviembre de 2008) ZINEBI. FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DOCUMENTAL Y CORTOMETRAJE DE BILBAO (22-29 de noviembre de 2008).

Ya lo veis, cine de todo tipo para todo tipo de público, desde luego quién no va al cine, es porque no quiere, está claro.

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.