Fantascine

Archivo Etiqueta: Serie B

ATMÓSFERA CERO 61: La Pequeña Tienda de los Horrores… Da-doo

La pequeña tienda de los Horrores

En el vigésimo noveno dí­a del mes de septiembre… [Da-doo]

dos afamadas podcasters [Two-Da-doo]

se disponí­an como cada quincena a grabar [Rec-Da-doo]

Todo estaba listo y preparado [Ok-Da-doo]

Cuando de repente y sin previo aviso se produjo un extraño

ECLIPSE SOLAR TOTAAAAAAL

Todo se oscureció y se pudo oir un extraño sonido, como de algo procedente de otro mundo

[Da-doo]

Y cuando volvió la luz, sobre de la mesa y entre los micrófonos apareció una extraña planta [Uy -Da-doo]

Podrí­amos haber jurado que antes, no estaba ahí­, y sin embargo, nos dispusimos a grabar…

Sha la la, la la la, la la la loo

Amigos, disculpadnos este imaginario número musical que nos hemos montado pero no hemos sido capaces de resistirnos y nos hemos dejado llevar por el espí­ritu de las pelí­culas que os traemos para el especial de esta quincena: un versus de La pequeña Tienda de los Horrores donde le damos un repaso al original de 1960 dirigido por Roger Corman y a la versión que adaptó el musical posterior en 1986 y dirigida por Frank Oz. Terror, humor negro y absurdo, plantas aliení­genas, dentistas psicópatas y mucha buena música es lo que tienen para ofrecerte estos dos peliculones, sin olvidarnos de la adaptación teatral musical de 1982 y de los diversos finales de la versión fí­lmica de 1986.

Dos grandes clásicos del cine como estos no necesitarí­an mayor acompañamiento, pero no hemos querido desperdiciar la ocasión y de paso os recomendamos unos cuantos cortos.

Que os aproveche.

 

Los contenidos de este episodio son:

Recordad que para poneros en contacto con nosotras tenéis varias ví­as:

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Sitges 2011: Saint, un fiasco de pelí­cula

Aviso: esta crónica puede contener algún spoiler

Cuenta la leyenda que cada 5 de diciembre San Nicolás llega con su barco y junto a sus ayudantes, para repartir golosinas a los niños. En esta pelí­cula de Dick Maas (Amsterdammed) vemos una versión muy diferente del personaje. Según esta versión, cada 32 años y coincidiendo con el 5 de diciembre, un San Nicolás carnicero y sus ayudantes despiertan para secuestrar a niños y asesinar sin compasión.

Bajo la apariencia de pelí­cula de terror adolescente/slasher, el director nos explica la historia de un policí­a, Goert, apartado del servicio por su fama de paranoico, que vive obsesionado porque de joven, a los 12 años, fue testigo de la matanza de su familia y, por extensión, de todo su pueblo, a manos de un San Nicolás asesino acompañado de sus ayudantes, los Black Peters. A éste policí­a se le une un chico de 17 años, Frank, a quién persigue la policí­a como sospechoso de los asesinatos que se están produciendo en la ciudad ( ¡¡¿?!! ) La pelí­cula está protagonizada por Huub Stapd en el papel de San Nicolás; Egbert Jan Weeber como Frank, el chico protagonista; Bert Lupper como el policí­a Goert; Caro Lenssen como Lisa y Escha Tamihata como Sophie.

Ésta cinta viene precedida de una campaña de propaganda donde nos aseguran que si nos gustó Rare Exports: A Christmas Tale, pelí­cula ganadora del año pasado en el Festival Sitges, ésta sigue su estela, presentándonos una figura de las fiestas navideñas, como es San Nicolás, bajo el aspecto de asesino sanguinario, que cada 32 años viene desde España (¿?) con su barco para llevarse a los niños y no duda a matar a todo aquél que se interponga en su camino.

Y es cierto que ambas pelí­culas comparten una misma idea, pero aquí­ acaban las coincidencias. Rare Exports: A Christmas Tale sorprendí­a por su originalidad, con un grupo de actores solvente donde destaca el niño protagonista, y el conjunto nos daba una pelí­cula muy entretenida. Mientras que Saint hace agua por todas partes: tiene un guión más bien flojo en el que mezcla elementos de pelí­culas de adolescentes con elementos de terror inlcuyendo todos los tópicos conocidos. Está llena de diálogos y situaciones absurdas, como por ejemplo el clí­max del film que incluye el barco de los niños secuestrados y unos bidones de gasolina, o la última escena en el hospital, todo ello trufado con abundante sangre y ví­sceras.

Las interpretaciones son mediocres, no sé si por culpa del guión o porque los actores no daban para más: el personaje del policí­a paranoico roza el absurdo, y  está un tanto sobreactuado; el chico protagonista no tiene carisma y más bien parece que todo le sea indiferente, hasta que se encuentra en medio del lio claro; las chicas tienen el papel que tienen todas las chicas en estas pelí­culas y San Nicolás se pasa todo el film montado en su caballo y corriendo arriba y abajo con sus ayudantes matando gente. De hecho, no me pude quitar de la cabeza la sensación de estar viendo una pelí­cula de los años 80 de serie B, pues parece una copia de cualquier pelí­cula slasher de la época, muy efectista pero que al final te deja indiferente y sabes que en muy poco tiempo la habrás olvidado. Creo que pasará mucho tiempo hasta que vuelva a ver una cinta de terror adolescente europea.

Para mí­, sin duda ha sido la gran decepción de esta edición del Festival de Sitges.

 

Tiene su propio blog sobre cine y series: Aquesta és la meva opinió. Co-directora del podcast Atmósfera Cero.

In Memoriam: Paul Naschy (1934 -2009)

naschy.jpgHace tiempo que no actualizo y realmente me da rabia hacerlo con una notícia así. Pero no puedo NO hacerlo.

Se llamaba Jacinto Molina Álvarez pero le conociais como Paul Naschy, y nos dejó ayer a la edad de 75 años.

El nombre de Paul Naschy está fuertemente ligado a la historia del cine de terror de Serie B. Participó como actor en más de 100 películas y series de televisión especializándose principalmente en figuras del cine de terror, quizás la más recordadas y famosas sean sus encarnaciones de Hombre-Lobo (¿cuantas veces lo llegó a interpretar?), pero también dirigió 39 películas y guionizó 14.

Naschy fue un hombre apasionado y orgulloso de su trabajo además de un incansable trabajador; apenas faltan un par de meses para el estreno de su última película La herencia de Valdemar. Entrañable en las distancias cortas fue multiplemente homenajeado en numerosos festivales, justamente  estos días atrás estaba siendo homenajeado en Festival de cine Independiente y Fantástico de Toledo.

Jacinto se ha ido y el año que viene habra una butaca vacía en el Festival de Sitges, pero Paul Naschy permancecerá por siempre en la pantalla grande.

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.

Reconocimiento a Jess Franco

jess_franco.jpgNo me gusta hablar de los Goya, de la misma manera que no me gusta hablar de los Oscars, premios que considero totalmente politizados, injustamente publicitados y plagados de incongruencias. Sin embargo, este año ha habido un premio, que es más un reconocimiento, que me gustaría destacar: el Goya Honorífico otorgado a Jess FrancoJesús Franco – como reconocimiento a su carrera. No siempre fue un director valorado, por el tipo de cine que hacía (y aún hace) y por su manera de trabajar (ha llegado a realizar en ocasiones hasta 7 películas en un año, reaprovechando el reparto, el dinero sobrante de un proyecto anterior y hasta a veces parte del mismo material filmado), pero no le faltaron productores fuera de España y un amplio público fiel. Jess Franco se convirtió pronto en un director de culto y un referente para la serie B, con miles de seguidores, como decíamos, en todo el mundo. Ahora, con más de 50 años de carrera y unas 200 películas en su haber, ha recibido otro merecido reconocimiento, el de sus colegas de profesión, porque el del público ya hace tiempo que lo tiene. Sinceramente, dudo que le hiciera falta, pero me alegro.

Aficionada al cine fantástico y de terror.
Creadora y coordinadora del blog Fantascine y codirectora del podcast sobre cine fantástico, ciencia ficción y terror Atmósfera Cero.